Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Gallos se impone 5-4 ante el León

150404gallos
El cuadro esmeralda no logra carburar y se queda en la penúltima posición de la tabla con 12 unidades y Querétaro llega a 14...

El Universal

Querétaro al fin demostró el porqué del cambio de técnico. Los Gallos Blancos de Víctor Manuel Vucetich dieron un “Do” de pecho al derrotar 4-5 al León en su propia casa.

Fue un juego raro, con errores arbítrales, buenos goles, berrinches de jugadores, entre ellos Ronaldinho, y lo mejor, grandes acciones de juego.

Los Gallos llegaron con este triunfo a catorce unidades, en tanto que los Esmeraldas, que recibieron cinco goles por segundo partido consecutivo, ya que la jornada pasada fueron goleados por Monterrey 5-1, ya son los penúltimos de la tabla de competencia con apenas doce puntos.

Fiesta de goles. La lluvia de cuero inició a los 5’, cuando Elías Hernández de tiro libre abrió el marcador. El juego, parecía, sería del lado leonés.

Mas Querétaro tenía otra idea. Con espolones, los Gallos ganaron balones, ganaron posición y así oportunidades de juego. Orbelín Pineda, el mejor hombre queretano, filtró el balón para Emanuel Villa, quien cruzó a Yarbrough para igualar el marcador.

Cerca del final de la primera parte, la magia de Ronaldinho apareció, al fin,  y puso un balón medido a Yasser Corona, quien en claro fuera de lugar, de remate con la cabeza, envió el balón al fondo de las redes.

Al inicio de la segunda parte, el árbitro se inventó un penalti a favor de León, que Miguel Sabah concretó.

El juego se igualó.

Mas los Gallos Blancos no se dieron por vencido. Vino una jugada de tres toques iniciada por Ronaldinho y terminada por Pineda para poner en ventaja otra vez al Querétaro.

Enseguida se dio el berrinche de Ronaldinho por salir de cambio.

León empató con un cabezazo de Gonzalo Ríos. Todo parecía que quedaría en tablas, pero Gallos fue por todo. Sepúlveda, en un claro error de Yarbrough, puso otra vez el marcador a favor de la visita y ya en tiempo de comprensación, Villa anotó el quinto.

La gente comenzó a gritar: “¡Fuera Pizzi!” cuando Ríos acercó otra vez a los locales, pero ya era muy tarde.

Fue noche de locura en León, donde el Gallo cantó.