Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Esto es personal

160517personal
Antonio Mohamed tiene la oportunidad de eliminar alAmérica, equipo del que salió en 2014 tras fracturarse la relación con el presidente deportivo,Ricardo Peláez

El Universal

 

Clasificar a la  final, a la siguiente edición de la Liga de Campeones de la Concacaf y merodear su tercer título como entrenador en México sólo es parte del premio para Antonio Mohamed si el Monterrey supera al América en la semifinal que arranca mañana. Hay otra recompensa para el ‘Turco’: la del orgullo, ese que le fue herido hace año y medio, cuando entrenaba a las Águilas.

Pese a que obtuvo el campeonato del Apertura 2014, la directiva amarilla no le renovó el contrato. Gustavo Matosas estaba listo para relevar a un hombre que también fue monarca con los Xoloitzcuintles de Tijuana (Apertura 2012).

La ruptura con Ricardo Peláez, presidente deportivo de los azulcrema, fue evidente, por lo que — según varios analistas deportivos— la eliminatoria tiene un sabor peculiar para el argentino: se trata de una revancha personal.

“Es una realidad que la relación no fue buena y terminaron mal, además de que tiene muchas ganas de ganarlo [el enfrentamiento]. No lo ha ocultado y, para él, es una revancha”, afirma Raúl Orvañanos, narrador, analista y conductor de Fox Sports. “Es curioso, porque el problema es con los directivos, no con los jugadores, con quienes tiene muy buena relación, pero es una realidad que para el ‘Turco’ es más que una semifinal… Es una revancha personal”.

Postura que, según Francisco Villa, no afectará el rendimiento del líder, cuyos integrantes saben perfectamente lo que deben hacer sobre el lienzo verde.

“Sin duda es un tema de revancha para el ‘Turco’”, sentencia el narrador en Televisa Deportes y director de contenidos en TDN. “Para él significa avanzar a las finales, conseguir la oportunidad de otro título… Sería su tercero en México, pero —sobre todo— eliminando a su anterior escuadra”.

 

“No hay ninguna repercusión en eso [el funcionamiento de su equipo]. Será lo que los jugadores logren establecer en los 180 minutos. El entrenador dispone muchas cosas, pero los que deciden están en la cancha. Ahora, para el ‘Turco’, sí sería un tema personal… Claro”.

Lo dejó claro hace poco más de dos semanas, cuando el Monterrey visitó al América. Tras la espectacular igualada (3-3), el micrófono falló en la conferencia de prensa ofrecida por Mohamed, quien ironizó al asegurar que “muchas cosas no sirven” en el club.

“Hasta se ha venido a burlar del América, del funcionamiento de toda una sala de prensa”, recuerda Gerardo Velázquez de León, director editorial de TVC Deportes. “Está muy resentido y es un hombre que le tiene demasiada tirria a toda la actual directiva del América, por lo que les querrá demostrar que se equivocaron en haberlo despedido o no renovarle el contrato”.

“A final de cuentas, la directiva del América tuvo toda la razón en hacerlo y nadie está por encima de la institución, nadie puede secuestrar a un equipo, como lo hizo Mohamed con el América… Ahí, sus rencillas personales quedarán más sobre él que sobre los actuales directivos del América, quienes no tienen algún problema”.

Ha cumplido con las formas al decir que ya dejó atrás su etapa en el América, pero Héctor Huerta, analista de ESPN, subraya que “es un desafío muy interesante a nivel personal y profesional, porque el ‘Turco’ sabe que pudo haber hecho campeón al América varias veces, pero Peláez tenía su propio pensamiento, manera de ver las cosas y, en ese club, por encima de los entrenadores pondera la institución, lo que en Tigres —por ejemplo— ocurre de manera diferente. Ahí, pondera el entrenador sobre la institución”.

“En este caso, va a ser muy importante el motivo personal… Y, al final, creo que va a ganar Mohamed, porque es un director técnico que convence a sus grupos y forma equipos sólidos”, añade. “Le pasó en Xolos, con un equipo en el que no se creía, en el propio América, con todo en contra; incluso, ya estaba sentenciado antes de la Liguilla y aún así logró el objetivo. [Será] un poco por revancha personal contra Ricardo Peláez y un poco también para ir incrementando su bien ganado prestigio como entrenador”.