Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“El Profe” Cruz quiere hacerla “en grande” con Atlas

160513atlas
Oficialmente comienza la nueva era de los zorros con el DT José Guadalupe Cruz

El Universal

Un equipo más a su currículum. Una esperanza más para el Atlas en su historia escasa de éxitos. José Guadalupe Cruz se pone la chamarra con el escudo rojinegro al ser presentado de manera oficial. Es el nuevo técnico de los Zorros. El que dirigirá durante los festejos de centenario y el que buscará el título que se le ha negado al club por 65 años.

 

Lo había dicho semanas atrás, cuando todavía dirigía al hoy descendido Dorados de Sinaloa: Atlas es un reto que le “seduce”. Sabe que en caso de ser campeón, su nombre sería recordado por siempre. Una racha negativa tan larga como la de los tapatíos, significa también una oportunidad de trascendencia para quien logre romperla. Por eso, el “Profe” piensa en grande

 

“Venir aquí es un reto muy personal porque quiero que Atlas retome el protagonismo que tuvo en algún momento. Vengo a hacerla en grande. Tengo muy claro que el 15 de agosto se cumplen los 100 años del equipo, tenemos que ir por las expectativas mas altas, paso a paso y partido a partido. No nos compete hablar de los rivales de aquí o de otro lado. La gente sigue siendo muy fiel y eso es algo admirable, entonces tenemos muy claro lo que tenemos que hacer”, explica.

 

Desde que TV Azteca compró al equipo, por 500 millones de pesos, no ha podido concretar un proyecto que ofrezca resultados importantes. Los últimos técnicos, Gustavo Matosas y Gustavo Costas, eran esperanza de buenos tiempos. Ambos fracasaron. Ahora, le toca al “Profe” Cruz tratar de enderezar el rumbo.

 

“Los técnicos que me precedieron son de una jerarquía importante y eso no pasa desapercibido para mí. Lo más importante son los resultados, tengo la experiencia y el compromiso para lograrlos. Pongo como prioridad que el equipo ande muy bien, es un reto personal, quiero que Atlas la haga en grande”, reitera.

 

“Siempre aspiro a lo máximo. Vengo al Atlas a dar un paso a la vez, quiero ser protagonista, entrar a la Liguilla e ir por el título. No es solamente superar los 31 puntos (que logró el club con Tomás Boy), es muy poco y serían muy pocas mis expectativas si me pongo sólo eso como reto. Cuanto menos aspires, menos vas a lograr. Nosotros le apostamos a lo más alto, lo que la institución merece y la afición demanda. Estamos conscientes de la deuda que se tiene con la afición”, agrega.

 

Sabe perfectamente dónde se encuentra parado. El pasado 22 de abril, los Rojinegros del Atlas cumplieron 65 años de la obtención de su primer y hasta hoy único título de Liga en la Primera División. Una sequía larga que termina por pesar en el ánimo de quienes trabajan en el club, a pesar de no se les puede cargar responsabilidad por todo ese tiempo.

 

“Debe ser muy pesado pasar tanto tiempo (sin títulos) para una institución con tanta historia. Han pasado nombres importantes en el banquillo y en la cancha, pero no hay que pretender que el siguiente torneo nos pese esa sequía de títulos, porque si pensamos en eso ya vamos en desventaja. Esto es un nuevo proceso, iniciamos con expectativas muy altas, pero más que verlo como un problema u obstáculo, lo veo como una gran oportunidad, tenemos todo por ganar, 65 años sin títulos es una oportunidad enorme para lograrlo de una vez por todas, pero vamos a trabajarlo, no sólo lo vamos a hablar”, detalla el “Profe”.

 

Finalmente, también habla sobre la figura de Rafael Márquez, a quien el anterior técnico, Gustavo Costas, acusó de ejercer un papel no sólo como futbolista, sino también como directivo, al influir en las determinaciones que se daban a nivel institucional.

 

“Rafa es una institución a nivel mundial que salió justo de aquí, está hecho en el Atlas, es lógico que la directiva piense en él a futuro (como dirigente) por su gran trayectoria. Por decreto, una titularidad no se tiene en ninguna parte del mundo y aquí no va a ser la excepción, pero sé también que Rafa es un profesional”, concluye José Guadalupe Cruz.