Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Decio respiró hondo la final del Ascenso

150524decio
De María será nombrado mañana presidente de la FMF en sustitución de Compeán

El Universal

Decio de María Serrano llegó al futbol como una solución a la mala administración de Miguel Pasquel, primer secretario general que tuvo la entonces llamada Rama de la Primera División.

A su arribo las cosas cambiaron su estilo más desfachatado cayó como anillo al dedo a la Federación y muy pronto se convirtió en la mano derecha e indispensable de Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol. Hasta hubo quien los llamó Batman y Robin. Es mejor no saber las identidades de cada uno.

Al pasar de los años Decio se volvió pieza clave en el organigrama, presidente de la Liga y digno sucesor de Justino, quien decidió dar un paso al costado debido a la edad y el cansancio. Nadie mejor para sustituirlo que De María Serrano.

Mañana en la Asamblea de la Primera División, la llamada junta de dueños, se dará a conocer oficialmente el cambio y comenzarán los movimientos internos de los que todos hablan en estos días.

Pero eso es hasta el lunes. Hoy (ayer), aún la tiene que hacer de presidente de la Liga y como siempre aprovecharse del nombramiento permitiéndose andar por la cancha, tomar un refresco sentado en el filo de la banqueta como si el futbol mexicano, todo él, no fuera a recargarse en sus hombros.

Decio respira la final del Ascenso como si fuera la final de la Copa del Mundo. Ve hacia la tribuna del Victoria. Ve hacia el campo donde calientan los equipos y sabe que como presidente ya no podrá hacer esto, o por lo menos lo hará menos seguido.

Mientras llega el momento de ponerse serio no hay por qué dejar pasar el ambiente que se vive en el Victoria. Un Victoria hambriento de Primera División. Con historia y tradición de Primera División.

El estadio está a reventar, el 90 por ciento de la gente vestida con los históricos colores rojiblancos. Los únicos que contrastan son los cerca de mil aficionados de Dorados arrinconados en una cabecera. Los necaxistas gritan ¡Narcos, Narcos!; los de Sinaloa responden con groserías y fuertes recordartorios familiares.

Mientras en la cancha Decio sigue haciendo proselitismo, y es que está de moda, es época de elecciones. Saluda a Jorgealberto Hank Rhon, su familia es dueña del 60 por ciento de las acciones del equipo sinaloense y no puede olvidarse de su incondicional amigo Guillermo Cantú, a quien llevó a la dirección de selecciones hace años y que dicen lo podría volver a hacer cuando tome las riendas.

Decio checa que todo esté listo. El balón a punto de rodar y él a punto se sentarse en la silla más caliente del futbol mexicano.

Y espera no quemarse.