Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Cinco años de Almeyda en Chivas

160516matias
El técnico argentino se mantendrá por un lustro con el Guadalajara

El Universal

Matías Almeyda para rato. El Guadalajara está feliz con lo hecho por el técnico argentino y por eso, el propietario Jorge Vergara ha alcanzado ya un acuerdo de palabra para firmar al estratega por cinco años más. Únicamente falta la firma, pero es un hecho que el sudamericano permanecerá con el Rebaño Sagrado, club al que salvó este semestre del descenso y lo llevó hasta Cuartos de Final.

“Es verdad que estoy muy cerca de renovar, de palabra ya estamos, lo cual me pone totalmente feliz que Jorge (Vergara) crea en mi proyecto y eso me da mucho placer, era lo que deseaba y eso significa trabajar aún más. Ojalá podamos concretar (el acuerdo), si Jorge ha pensado esto es porque lo ha analizado bien. Soy un agradecido eterno a los dirigentes y el grupo de jugadores que he entrenado”, explica.

En Guadalajara se siente respaldado. “El proyecto lo creyó desde el momento que estuvimos con resultados adversos y él (Vergara) siguió firme en el proyecto, eso hizo que llegáramos a donde llegamos, queríamos más, pero el semestre fue bueno, yo fui contratado para que el equipo no descendiera y llegamos bastante lejos, hay un proyecto lindo para tratar de que Chivas siga sacando jugadores”, añade

Asegura Matías Almeyda que en el Rebaño Sagrado se siente bien y por eso ha decidido extender su estadía. “A mí me pasa algo extraño, más allá que sea corto el tiempo que llevo, me ha entrado Chivas en el corazón, me gustaría quedarme mucho tiempo más y no lo hago porque no tenga chance de estar en otros lugares, sino porque creo que este gigante empezó a correr y el próximo torneo correrá otra vez”, detalla.

“Hoy ya logró ser respetado y el próximo torneo lo será otra vez. Hay una mezcla de sensaciones de trabajar con gente que no conocía, que es muy buena en lo profesional y la parte humana, eso hace que estés cómodo y quieras estar mucho tiempo. Mientras entreno, mis hijas escuchan mi silbato porque van a la escuela en Educare (a un costado de Verde Valle) y esas son cosas importantes, le doy el valor que merece, el valor de sentimiento y no el valor económico”, sentencia Almeyda.