Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Chivas toma un respiro en la Copa

160204chivas
Aunque no sale como favorito, a sus 39 años Peyton quiere ser campeón una vez más antes de su despedida

El Universal

Cuando la enfermedad se torna crítica, cualquier medicamento que ayude es válido. Por eso, un triunfo en la Copa MX puede no parecer demasiado, pero para el Guadalajara significa un bálsamo que le brinda un poco de tranquilidad en tiempos difíciles. El marcador es justo: apenas 1-0 sobre los Leones Negros. Pero suficiente para respirar.

Para tratarse de un partido copero, el Estadio Jalisco presenta una gran entrada, con más de 40 mil aficionados. La tribuna se pinta de rojo y blanco. Esta fue la casa del Rebaño Sagrado durante cinco décadas. Cada vez que el equipo se para sobre este césped, parece que nunca hubiera dejado de serlo. Y es en este escenario donde el campeón defensor se mete de nuevo a la pelea.

Es Ángel Zaldívar el hombre más activo en el ataque rojiblanco. Apenas al primer minuto, se anticipa a la mala salida del arquero Florencio Morán para ganar por arriba un tiro libre ejecutado por Giovani Hernández. Su cabezazo, sin embargo, pasa por un lado. El grito de gol de ahoga en la garganta de miles de seguidores.

Sin importar el torneo que se dispute, el mal de Chivas, la pelota parada, permanece. La marca se pierde en el tiro de esquina. Christian López conecta de cabeza. El joven arquero Miguel Jiménez tapa con apuros, al ’13.

Otro balón detenido, ahora para el Guadalajara por el costado izquierdo. Nueva salida en falso del guardameta local. Ángel Zaldívar de nuevo salta atinadamente. Pero una vez más, el cabezazo sale desviado, al ’29. Segunda advertencia del joven rojiblanco.

Y la tercera, dicen, es la vencida. Última jugada del primer tiempo. Lanzamiento desde el banderín, por el extremo derecho. Giovani Hernández cobra al corazón del área. Michel Vázquez peina la redonda. A segundo poste, Ángel Zaldívar acomoda el cuerpo rápido y conecta de cabeza. Al fondo. Las redes se estremecen. Gol de Chivas, al ’45.

Zaldívar recorre la mitad del terreno de juego. Choca ambas palmas con el técnico Matías Almeyda. Enseguida, se funde en un abrazo con toda la banca. Es un partido de Copa MX, pero el gol significa tranquilidad en tiempos agitados para el Rebaño Sagrado, inmerso en una crisis de resultados dentro del torneo de Liga.

Al Guadalajara se le nota la tensión por el momento que vive. Enfrente, un rival de la Liga de Ascenso. El más calificado de ese circuito, con su racha perfecta en el año de cuatro victorias en Liga y dos en Copa. Los Leones Negros quieren conservar su paso inmaculado. Juan Luis Anangonó se encuentra le redonda dentro del área, pero su zurdazo es demasiado cruzado, al ’47. Una falla para recordar las tantas que tuvo en el máximo circuito.

Chivas controla el encuentro. Cuida su ventaja y la conserva con cierta tranquilidad. La Universidad de Guadalajara carece de poder al frente. La visita está más cerca de ampliar el marcador al ’81, cuando Carlos Salcedo se eleva para conectar un cabezazo picado que supera al arquero, pero que la defensa saca apuradamente de la línea de gol.

No hay tiempo para más. El silbatazo decreta el 1-0. La marcha perfecta de los Leones Negros ha terminado. Y el Rebaño Sagrado, campeón defensor de la Copa MX, se ha metido de nuevo a la pelea, tras llegar a seis unidades en el Grupo 1, por siete que tiene la UdeG, rival al que deberá enfrentar una vez más, pero ahora en el Estadio Omnilife.