Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Chivas, ni con exorcismo

160220gullit
Los rojiblancos no saben aún lo que es ganar en el torneo, mientras que Jaguares toma un poco de oxígeno

El Universal

Esta vez ya no perdió. Pero la crisis permanece intacta. Guadalajara ha llegado a siete encuentros sin ganar en el actual Torneo Clausura 2016. Tras el 1-1 en casa de los Jaguares de Chiapas, donde nunca ha salido victorioso en temporada regular, el Rebaño Sagrado suma apenas cinco puntos de los 21 disputados.

Tras la derrota ante León, el técnico Matías Almeyda prometió modificaciones en el cuadro titular en busca de mejores resultados. Así, se para en el Víctor Manuel Reyna con cuatro modificaciones: tres por decisión propia y una por la suspensión de Jair Pareira, cuyo puesto es ocupado por Miguel Basulto.

Los que pierden su lugar son el portero Antonio Rodríguez, el contención Carlos Salcido, quien ni siquiera es convocado a la banca, y el mediocampista Carlos “Gullit” Peña. Reciben la oportunidad Rodolfo Cota, Michael Pérez y Ángel Zaldívar. De entrada, al equipo se le ve mayor compromiso.

No es un futbol brillante el que despliega Chivas. Con la presión encima, prefiere el orden para perseguir una victoria urgente en una cancha donde nunca antes ha triunfado en fase regular. Edwin Hernández orquesta los primeros avisos: un tiro libre que Omar Bravo deja pasar para que el arquero controle (‘11) y después un zurdazo de fuera del área que se va desviado (’22).

El Guadalajara no ha hecho demasiado. Es verdad. Pero Jaguares ofrece todavía menos sobre el terreno de juego. Michael Pérez, en la circulación rápida, encuentra por izquierda a Carlos Cisneros. El joven rojiblanco, desde el corredor del área, hace una finta. Supera la marca. Conecta de pierna izquierda.

Óscar Jiménez, guardameta local, está mal parado. Espera un centro. Pero el pelotazo de Cisneros es cerrado. Con efecto. Tanto, que toma dirección a las redes. Termina dentro de ella. Gol del Rebaño Sagrado, al ’24. Un chispazo pone al frente a los visitantes.

El Guadalajara se para bien sobre el campo. Presiona para recuperar la pelota. Defiende con fuerza. La urgencia de conseguir por fin un triunfo genera cierta ansiedad. Al ’34, Raúl “Deditos” López envía un servicio desde la derecha. En el corazón del área, Ángel Zaldívar gana por arriba, pero su cabezazo es desviado.

En el arranque del complemento, el Rebaño Sagrado se encuentra ante la posibilidad de ampliar la ventaja. “Aris” Hernández filtra de gran manera para Omar Bravo. El capitán no define. Toca hacia atrás. El remate de Ángel Zaldívar es contenido por el guardameta, al ’47. Dos minutos después, se invierten los papeles: en el joven atacante quien toca para el veterano, quien dispara a quemarropa, pero Jiménez tapa.

Jaguares está obligado. Va con todo al frente. Minuto 53. Pelota filtrada de Avilés Hurtado. Silvio Romero alcanza. Recorte a la orilla del área. Disparo raso. Rodolfo Cota no llega. La redonda se va apenas por un costado. Y al ’71, jugada ensayada: el tiro libre se cobra raso, la defensa queda desubicada, Javier Muñoz Mustafá recibe solo; define, pero el arquero rojiblanco tapa con la pierna.

Chiapas se ha volcado. El pase es abierto hacia la derecha para Pedro Canelo. El zaguero Carlos Salcedo barre pero no logra cortar el servicio. En el centro del área, Raúl López no cierra. Luis “Chaka” Rodríguez no tiene marca. Sólo tiene que empujar a las redes. El 1-1 de Jaguares, al ’74.

Guadalajara vive un descontrol total con el empate. Cota se convierte en figura al tapar aproximaciones de Avilés Hurtado y Silvio Romero. Pero Chivas encuentra una oportunidad dorada para sellar su primer triunfo del torneo: el recién ingresado Carlos Peña queda solo ante el arquero, pero le falta calma y define con un derechazo por encima, al ’79.

El tiempo transcurre y el silbatazo decreta la igualada. Un punto de visita, en condiciones normales, no sería un mal negocio. Pero en la crisis que vive Chivas, sabe a poco. El Rebaño Sagrado aún no conoce la victoria en el Clausura 2016 y en la tabla porcentual, sólo la existencia de Dorados le ofrece algo de oxígeno.