Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“Candidatura del Mundial 2006 tuvo una caja B”

151023caja
El ex presidente de la Federación Alemana de Futbol acusa pagos con fines ilegales por Mundial 2006

El Universal

La candidatura de Alemania para ser sede del Mundial de 2006 dispuso de una caja B para pagos con fines ilegales, afirmó el ex presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Theo Zwanziger.

“Está claro de que hubo una caja B en la candidatura alemana al Mundial”, sostuvo Zwanziger en declaraciones que adelanta hoy el semanario “Der Spiegel”, donde acusa de mentiroso al actual jefe de la DFB, Wolfgang Niersbach.

“También está claro que el actual presidente de la DFB no sabe esto desde hace un par de semanas, como él asegura, sino por lo menos
desde 2005. Tal y como lo veo, Niersbach está mintiendo”, lanzó.

Un informe efectuado por encargo de Zwanziger señala que el presidente del comité organizador del Mundial de 2006, Franz Beckenbauer, firmó un pagaré a “título personal” al entonces presidente de Adidas, Robert Louis-Dreyfus, por el pago de 6,7 millones de euros (7,58 millones de dólares) a la FIFA. “Der Spiegel” sostiene que Alemania sobornó con ese dinero a miembros del comité ejecutivo del ente rector del futbol mundial.

Según Zwanziger, el vicepresidente del comité organizador Horst R. Schmidt dijo en una conversación telefónica que el dinero había ido a parar a manos del Mohamed Bin Hammam, quien según “Der Spiegel” ayudó a Alemania a lograr apoyos asiáticos en la votación de mundial.

El dirigente qatarí, que en 2002 apoyó la candidatura de Joseph Blatter a la presidencia de la FIFA contra Issa Hayatou, fue inhabilitado en 2011 también por corrupción.

Niersbach negó públicamente el jueves que la transferencia bajo sospecha efectuada a la FIFA estuviera ligada con la compra de votos para lograr la sede del Mundial de 2006.

El ex miembro del comité organizador del Mundial de Alemania 2006 aseguró que el pago de 6,7 millones de euros fue para garantizar un fondo adicional para la organización del torneo y rechazó las acusaciones de “Der Spiegel”.

El máximo responsable del fútbol alemán recibió hoy el apoyo de organismo que dirige.

“Vamos a emprender junto con Wolfgang Niersbach el camino hacia el total esclarecimiento del caso”, sostuvo el vicepresidente de DFB Reinhard Rauball al término de una reunión de la presidencia en la ciudad de Dortmund. Rauball agregó que nadie en la presidencia reclamó la renuncia de Niersbach.