Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Brasileño acepta ser extraditado a EU por caso FIFA

Foto: El Universal
El Gobierno suizo no informará sobre el momento de la entrega de José María Marín

El brasileño José María Marín, antiguo presidente de la Confederación de Fútbol de Brasil, aceptó su extradición a Estados Unidos, comunicó hoy el Ministerio Federal de Justicia y Policía de Suiza, donde el exdirigente deportivo se encuentra detenido desde finales de mayo.

Con este consentimiento, el Gobierno suizo ha procedido a autorizar la extradición mediante un procedimiento simplificado.

El Ministerio adelantó que por razones de seguridad no informará sobre el momento de la entrega de Marín.

La detención del exresponsable del fútbol brasileño ocurrió el pasado 27 de mayo, junto a otros seis funcionarios de la FIFA, por petición de Estados Unidos, que desea juzgarles por haber aceptado sobornos a cambio de dar a ciertas empresas los derechos de difusión de eventos futbolísticos.

El único que aceptó previamente su extradición fue el antiguo vicepresidente de la FIFA, Jeffrey Webb, mientras que Suiza aprobó en las últimas semanas la extradición de los cinco detenidos restantes. Una decisión sobre Marín era la única que quedaba pendiente.

Los presuntos hechos delictivos involucran pagos por varios millones de dólares.

Concretamente, a Marín se le acusa de la venta de los derechos de comercialización para la Copa América de los años 2015, 2016, 2019 y 2023, así como para la Copa do Brasil de 2013 y 2022.

Se estima que tales acciones pudieron haber provocado un perjuicio financiero a las dos confederaciones de fútbol continentales, así como a la Confederación Nacional de Fútbol.

Marín se había opuesto a la extradición hasta ayer, cuando en un interrogatorio declaró estar de acuerdo con ella, informó el Ministerio suizo.

De acuerdo a las normas en Suiza, el antiguo responsable del fútbol debe ser entregado en el plazo de diez días a una escolta policial estadounidense para ser llevado a EU.