Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Barcelona sufre, pero logra el triunfo sobre Valencia

150418suarez
Con goles de Luis Suárez y Messi, Barcelona se impone al Valencia en La Liga; el astro argentino llega a los 400 goles como...

El Universal

El Barcelona dio hoy un importante paso en su lucha por la Liga española de fútbol al superar al Valencia por 2-0 con un gol de Luis Suárez en el primer minuto de partido, otro del argentino Lionel Messi en el instante final y una atajada decisiva del chileno Claudio Bravo.

La triple combinación le valió tres puntos preciosos al Barcelona, que, pese a verse totalmente superado por el equipo dirigido por el portugués Nuno Espírito Santo en la primera parte del choque, reforzó su liderato al frente del torneo español.

Los azulgrana suman ya 78 puntos, cinco más que el Real Madrid, que más tarde se mide al Málaga en el estadio Santiago Bernabéu.

El Valencia, que hizo sobrados méritos para llevarse, al menos, un empate del Camp Nou, se quedó con 65 puntos en la cuarta posición.

El 1-0 de la primera parte fue una suerte de milagro inexplicable incluso para los azulgrana, largamente superados por el Valencia.

Más allá del tanto firmado por Suárez en una buena jugada aislada del Barcelona, los primeros 45 minutos del duelo fueron un monólogo del equipo de Nuno que no tuvo reflejo en el marcador.

El Valencia sólo se vio superado en el minuto inicial del encuentro, cuando Busquets atrapó en el medio campo un balón que sirvió a Messi y el argentino habilitó a Suárez, quien entrando al área en carrera batió a Diego Alves con un disparo cruzado.

A partir de entonces, el Barcelona, que el miércoles había superado al Paris Saint Germain por 3-1 en la Liga de Campeones, desapareció engullido por un Valencia voraz, que se benefició de los errores de la zaga azulgrana y acumuló hasta cinco claras ocasiones para marcar en su constante y rapidísimo acoso.

La más clara la tuvo Dani Parejo, en el minuto 9, en el lanzamiento de un absurdo penal cometido por Gerard Piqué sobre el hispano-brasileño Rodrigo. Claudio Bravo detuvo con un buen movimiento el mal disparo del centrocampista español.

Fue una de las diversas ocasiones en las que el arquero chileno salvó al Barcelona de un empate que parecía inevitable.

Con su presión, el Valencia dificultó enormemente la salida del Barcelona, cuyos laterales no encontraron huecos para superar el mediocampo del equipo de Nuno, mucho más poblado que el azulgrana.

La combinación de Xavi, Javier Mascherano y Busquets en la medular del Barça apenas le rindió a Luis Enrique, que, en la segunda parte, buscó aire dando entrada al croata Ivan Rakitic por el amonestado Adriano.

Aún al dictado del Valencia, el Barcelona logró contener mejor a los dirigidos por Nuno tras la pausa, cuando Messi retrasó su posición al mediocampo azulgrana, más eficiente con la presencia de Rakitic.

La posesión, que había sido cosa de los valencianistas en el primer acto, pasó a los pies de los de Luis Enrique, que pudieron marcar el segundo justo antes del descanso en un enrabiado disparo de Messi que se fue por poco.

Consciente de la constante amenaza del Valencia, el astro argentino lamentó la ocasión perdida, que tuvo réplica superada la hora de partido, cuando con el juego más controlado, Messi envió a la cruceta del brasileño Alves una falta que le habían hecho en el borde del área.
Para entonces, las revoluciones y el peligro del Valencia habían descendido dramáticamente y el Barcelona, sin exhibiciones, se convirtió en dominador.

Nuno hizo un par de cambios y reservó para el último cuarto de hora al español Álvaro Negredo, su último cartucho en la búsqueda del gol que tanto mereció. Tampoco con él llegó.

Sin ser demasiado claras, las ocasiones cayeron sobre todo del lado del Barcelona, que acabó marcando el segundo tanto, gracias a la insistencia de Messi en el último segundo. Fue el gol número 400 con la camiseta azulgrana para el crack argentino.

A la italiana, y al verse arrollados en la primera parte, los dirigidos por Luis Enrique supieron resolver uno de los compromisos más difíciles en lo que resta de campeonato español y sumaron tres puntos que pueden valer una Liga.