Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Argentina deberá mejorar puntería

Foto: El Universal
La Albiceleste enfrenta hoy a uno de los que mejor defiende

Concepción.— Argentina es el equipo que más remata, el que más estrellas acumula en ataque y quizá el que mejor futbol despliega, aunque para superar hoy la muralla de Paraguay y jugar la final de la Copa América deberá mejorar la puntería.

El gol es la asignatura pendiente de la Albiceleste, la selección más brillante —por juego— del torneo, junto al anfitrión Chile. Y la definición será aún más relevante ante un equipo cerrado como el guaraní, que tras el partido de la primera fase ha cimentado sus líneas y concede poco.

Argentina es el conjunto que más remates ha intentado en el certamen (66 tiros, 22 más que Paraguay), pero sólo anotó cuatro goles, dos de ellos en el empate inicial ante la Albirroja, que remontó un 2-0 en el segundo tiempo (2-2 final) y desde entonces no ha parado de crecer.

El astro Lionel Messi es la cara de los favoritos argentinos, también en lo que respecta a su falta de definición. “Es terrible lo que me cuesta hacer un gol en la selección”, confesó, tras la victoria por penaltis ante Colombia, un partido en el que el equipo desperdició numerosas ocasiones de gol.

La ‘Pulga’ es el jugador que más ha rematado en el campeonato (22 veces), pero apenas lleva un tanto y de penalti. El jugador del Barcelona no hace un gol en instancias eliminatorias de un torneo desde hace ocho años, en la semifinal de la Copa América 2007 ante México. Pasó todo el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Copa América 2011 —en casa— sin marcar, y en Brasil 2014 sólo anotó en la fase de grupos.

El seleccionador, Gerardo Martino, espera que los goles lleguen ya y se consuela con que, por otro lado, sólo encajó durante la Copa los goles que le hizo Paraguay en el debut.

“Lo malo que tiene la defensa de Argentina es que cuentan con una delantera de otro mundo, y por eso pueden parecer peores”, dijo el atacante albirrojo Nelson Haedo Valdez, quien desea que su equipo no sea el de la primera parte del partido inicial, cuando la Albiceleste fue muy superior.

“Esperemos no sufrir como lo hicimos en el primer tiempo, porque tuvimos que correr de un lado a otro sin tocar el balón”, recordó Haedo, quien cree que Paraguay mostró entonces “demasiado respeto”, algo que cambió en la segunda mitad.

El defensa Pablo Aguilar, futbolista del América de México, pide la misma valentía que en cuartos de final frente al Scratch du Oro, al que vencieron por penaltis. “Debemos jugar de igual a igual, como lo hicimos con Brasil. Salir a buscar en el mediocampo y así tendremos chances en el arco rival. Si nos encerramos, puede llegar el gol fácil, porque tienen jugadores para abrir el campo”, sentenció.

Paraguay volverá a cerrar bien las líneas, a presionar fuerte y a buscar el contragolpe, así como las jugadas a balón parado, con las que ha logrado seis de los últimos ocho goles en las más recientes Copas América.

“Venimos a darle guerra a cada selección, con base en esfuerzo, garra y pasión por la camiseta. Queremos más. Cada vez que conseguimos algo, queremos mucho más”, dijo Haedo.

Los ojos estarán puestos sobre el árbitro brasileño Sandro Ricci, quien expulsó a Edinson Cavani en la polémica jugada con Gonzalo Jara en el Chile-Uruguay.

“Se están viendo partidos de mucho choque”, lamentó Messi.

“Le pregunté por un par de situaciones [al árbitro mexicano Roberto García]. Él me decía que esto era América y se jugaba así. Ellos [silbantes] son los que mandan dentro de la cancha”, se quejó el astro, quien está encontrando más permisividad que en Europa.

“Debemos jugar bien escalonados en el fondo y el medio campo”, pidió el defensa paraguayo Aguilar.

Más allá del posible juego brusco y cómo lo frena Ricci, varios jugadores ya amonestados en cuartos de final podrían perderse el juego por el título, si ven otra tarjeta amarilla. La Albiceleste es la más preocupada, porque tiene a tres determinantes amenazados: Messi, Javier Mascherano y Sergio Agüero.