Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

América no es ganador ni ofensivo

Foto: El Universal
Con Ambriz, las Águilas han dado a su afición más penas que gloria y en el Azteca no hacen pesar la localía

El Universal

Ignacio Ambriz ha cometido pecados que lo tienen contra la pared y al borde del despido en el América. Ha fallado en puntos clave que le generan abucheos y cuestionamientos de la prensa.

Nacho, como técnico azulcrema, “perdió” el Estadio Azteca, sus muchachos han sido indisciplinados y fracasó en los dos objetivos que le planteó su directiva cuando fue contratado en mayo pasado: no pasó a la final del Apertura 2015 y tampoco pudo superar al Guangzhou chino en el Mundial de Clubes, hecho que le impidió al América jugar contra el Barcelona de España.

Como locales, las Águilas de Ambriz cosecharon —después de 10 juegos de Liga— 36.6% de efectividad, luego de tres triunfos, dos empates y cinco derrotas.

El propio entrenador acepta que en casa, su club quedó a deber en los compromisos anteriores. Incluso señaló, tras perder con el Pachuca 4-1 en el Estadio Azteca, que el funcionamiento de sus dirigidos ha sido mejor de visita.

“No pudimos ganar en casa. Algo tengo que hacer”, reconoció el sábado pasado el técnico emplumado. “De visita, nos estamos sintiendo más cómodos para jugar, los veo [a mis jugadores] más sueltos”.

El aspecto disciplinario preocupa en Coapa. Ha tal grado ha llegado ese tema en el Nido de Coapa, que las medidas llegaron.

Luego de ser el conjunto con más tarjetas amarillas (62) y expulsiones (8) en el Apertura 2015, Ricardo Peláez, presidente deportivo americanista, ya tomó cartas en el asunto.

El dirigente impuso que cada jugador que vea la roja tiene que visitar a un aficionado para prometerle que tendrá una mejor conducta.

América se vio en inferioridad numérica en las semifinales del torneo anterior. En los dos juegos ante Pumas en esa instancia se quedó con nueve elementos. El resultado fue una eliminación dolorosa que les impidió llegar a la disputa por el título ante los Tigres.

Además, Ambriz aplaudió una pelea entre Javier Güémez y Adrián Marín en una práctica. El argumento que utilizó el entrenador azulcrema fue que ese tipo de acciones hacen más sólido a su grupo.

“Felicité a mis jugadores por eso. Nos fortalece, pero no pasa de ahí, fue un pleito normal”, consideró.

En uno de los episodios más dolorosos para el americanismo, el conjunto de Coapa falló en el pasado Mundial de Clubes de Japón. Cuando los emplumados esperaban vencer sin mayores complicaciones al Guangzhou Evergrande para medirse al todopoderoso Barcelona español, la sorpresa se dio.

En el último minuto, el gol de triunfo del equipo chino llegó y el América tuvo que conformarse con disputar el partido por el quinto lugar, que finalmente ganó.

Sin embargo, la caída águila se dio ante los ojos de Emilio Azcárraga Jean, dueño del equipo. El empresario televisivo rompió en cólera y abandonó el estadio.

Peláez, ante el fracaso en el Mundialito, ratificó a su técnico para el Clausura 2016. Mas los resultados dictan que Ambriz está cerca del despido. El América, de la mano de Nacho está lejos de verse como el año de su centenario lo exige: ganador y espectacular.