Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

África y Asia, confederaciones claves para la elección en FIFA

Foto: El Universal
Entre la AFC y la CAF suman 100 votos y contar con su respaldo es como ganar las votaciones

El Universal

La FIFA está formada por 209 federaciones nacionales, pero estas asociaciones están a su vez agrupadas en seis confederaciones continentales con intereses particulares. Para ser presidente del ente rector del futbol mundial es esencial tener el apoyo de alguno de esos bloques, y en esa batalla África y Asia son hoy la clave.

Entre ambas confederaciones suman 100 votos, por lo que contar con su respaldo, como es el caso del jeque bahreiní Salman bin Ibrahim al Jalifa, te convierte en el máximo favorito a ganar el viernes en Zúrich la elección a nuevo jefe de la FIFA, para lo que se necesitan dos tercios de los sufragios en primera ronda pero mayoría simple en las siguientes.

Para el suizo Gianni Infantino, su principal rival, las posibilidades de victoria pasan por romper la unidad de voto decretada por la Confederación Africana (CAF) y la Confederación Asiática (AFC), además de mantener la disciplina en sus propias filas, principalmente en Europa y América.

Los otros tres candidatos, el príncipe jordano Ali bin Al Hussein, el francés Jerome Champagne y el sudafricano Tokyo Sexwale, carecen de una estructura continental detrás, por lo que sus posibilidades se consideran nulas. Sin embargo, su apoyo puede resultar también crucial en la lucha entre los dos grandes candidatos.

Es el momento de tejer alianzas, adquirir compromisos y prometer cargos. Desde hoy hasta el mismo viernes, los mejores hoteles de Zúrich e incluso los pasillos del Hallenstadion, que albergará el viernes el congreso, se convertirán en un bazar electoral donde cada voto puede ser decisivo para definir quién es el nuevo jefe de la organización que controla no sólo el deporte más popular del mundo, sino un negocio de miles de millones.

ASIA (46 federaciones)

La AFC está presidida por el jeque Salman y ha pedido ya públicamente a sus miembros que voten por él. Asia desea desde hace tiempo más equipos en la Copa del Mundo y más poder en el gobierno de la FIFA. Al Jalifa estaba dispuesto a apoyar a Michel Platini, pero con la caída del presidente de la UEFA vio su oportunidad. Sin embargo, de Asia es también el príncipe Ali, históricamente enfrentado con el bahreiní y con su principal valedor, el kuwaití Ahmad Al Fahad al Sabah, poderoso jefe del Consejo Olímpico Asiático y miembro del comité ejecutivo de la FIFA. Las luchas intestinas en Oriente Próximo podrían darle a Infantino un puñado de votos en Asia. Al Hussein recibió el apoyo de Europa en su fracasado intento de destronar a Joseph Blatter en 2015, así que si quedara eliminado en las primeras rondas de votación, sus apoyos podrían pasar al secretario general de la UEFA.

ÁFRICA (54 federaciones)

Al igual que Asia, África exige desde hace tiempo más presencia en el Mundial, donde ambas regiones se consideran subrepresentadas frente a Europa o América Latina. No en vano, Infantino ha prometido pasar de 32 a 40 equipos. Con 54 votos es la confederación más numerosa, por lo que el apoyo de la CAF es un paso casi definitivo para Al Jalifa. No obstante, el liberiano Musa Bility, que también trató de presentarse a la elección y fue rechazado por la comisión de ética, aseguró que habrá federaciones africanas rebeldes que no votarán al jeque. La CAF celebrará mañana una última reunión en busca de aunar posturas.

EUROPA (53 federaciones)

La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) tiene 53 votos, una sólida base sobre la que Infantino puede sostener su pelea con Al Jalifa. El bloque europeo no parece presentar muchas fisuras pese a la crisis que supuso la inhabilitación de su presidente y primer candidato, Platini. El poder económico de sus clubes y ligas, sin embargo, suele ser visto con recelo por el resto del planeta, lo que le dificulta tejer alianzas.

SUDAMÉRICA (10 federaciones)

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) es la más pequeña de las organizaciones regionales con diez miembros, pero junto a Europa es la más exitosa y con más tradición a nivel de selecciones. Tres de los ocho campeones mundiales son sudamericanos ­Brasil, Argentina y Uruguay­, por lo que la Conmebol defiende con uñas y dientes sus 4,5 lugares en la Copa del Mundo. Su comité ejecutivo respaldó públicamente a Infantino, pero, siempre pragmático, mañana volverá a reunirse en Zúrich para evaluar sus opciones. Para una confederación del tamaño de la Conmebol, es fundamental estar del lado del ganador.

CONCACAF (35 federaciones)

El voto de la Concacaf (Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe) está descontrolado. Descabezada por el “FIFAGate”, la entidad decidió retrasar a mayo la elección de un nuevo presidente y acude a Zúrich, donde mantendrá un Congreso extraordinario un día antes de los comicios en FIFA, sin una consigna clara. Veinticinco de sus 35 miembros son caribeños, pero por primera vez no hay claridad sobre el sentido de su voto. Los siete países centroamericanos están con Infantino, mientras que los grandes, México, Estados Unidos y Canadá, aún están indecisos.

OCEANÍA (11 federaciones)

La Confederación Oceánica de Fútbol (OFC) también decidirá su voto en el último momento. Sus once miembros mantendrán mañana una última reunión antes del congreso, pero lo más probable es que la decisión final llegue el mismo día de la elección.