Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“A demostrar que somos hombres”

160723cristaldo
Jonathan Cristaldo ha dedicado parte de sus primeros días en México a empaparse de lo verdaderamente importante para La Máquina, como sus principales rivalidades...

CIUDAD DE MÉXICO, julio 23 (EL UNIVERSAL).- Además de intentar ponerse a tono futbolísticamente lo más rápido posible y crear una peculiar conexión con los aficionados cruzazulinos, Jonathan Cristaldo ha dedicado parte de sus primeros días en México a empaparse de lo verdaderamente importante para La Máquina, como sus principales rivalidades deportivas.
El atacante argentino ya tiene bastante idea de lo que significa medirse a los Pumas y adelanta que los Cementeros no traicionarán a su estirpe.
“Los clásicos son juegos de hombres. Mañana sábado tenemos que demostrar que somos hombres y debemos ganar, sobre todo estando en nuestro estadio y con nuestra hinchada”, considera el “Churry”. “El primer partido jugando en casa y ganando un clásico, sería muy lindo”.
En especial porque sería la carta de presentación perfecta frente a ese público que ya le depositó su confianza, sin importar que —hasta ahora— sólo presume el penalti marcado contra los Coras de Tepic en la Copa y ese festejo, con los brazos en forma de cruz, que le ha dado popularidad.
“Me han dicho de la rivalidad con Pumas, Chivas y América”, revela. “Como todo clásico, tenemos que estar a la expectativa y ganarlo, porque los clásicos están hechos para eso. Ojalá mañana podamos sacar el resultado”.

Le encantaría marcar diferencia, pese a que no tiene claro si Tomás Boy lo empleará en la alineación o como revulsivo.
Risueño, confiesa que ya soñó cómo será el juego.
“Siempre vivo las cosas un poco antes, me voy imaginando los partidos… Hasta las competencias”, presume. “Lo vi con un triunfo de nuestro equipo y ojalá pueda marcar un gol”.

Porque le gustaría ser uno de los referentes en el Cruz Azul, que es su quinto club como profesional: Vélez Sarsfield (Argentina), Metalist (Ucrania), Bologna (Italia) y Palmeiras (Brasil).
Sabe que la presión por ser campeón es mucha. No le asusta.
“Estoy preparado… Y tengo que estarlo. Si no lo estuviera, no estaría aquí”, sentencia. “Hoy, soy un agradecido por estar en una institución tan grande como Cruz Azul y tengo que demostrarlo día a día”.

“De nada sirve mañana hacer tres goles, si después juego mal el miércoles [en la Copa]… Nadie se va a acordar. Tienes que demostrarlo partido a partido”.