Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Volcado atrás, América salió triunfante del Clásico, 2-1

160313clasico
Chivas propuso todo el partido pero no lo vio reflejado en el marcador y terminó cayendo en su casa

El Universal

Final agónico. El portero de Chivas metido en el área rival, en busca de la igualada que nunca llega. Un partido cargado de emoción, entrega y polémica arbitral. Un Clásico a la altura. Pero después del silbatazo, sólo un equipo salta sobre el terreno de juego. Es el de amarillo. Las Águilas se han llevado el duelo del honor. Un 2-1 en la casa del acérrimo rival.

Arranque de motivaciones disímiles: Chivas, a tope; América, no se ve. Los primeros minutos del se pintan de rojo y blanco. La ya habitual inestabilidad de las Águilas se hace presente. Un equipo que lo mismo puede golear, que ofrecer una noche gris. Y el Guadalajara se aprovecha de eso para apropiarse de la redonda.

Las primeras emociones en el estadio rojiblanco son apenas avisos: un tiro libre de Raúl “Deditos” López que se va por encima, al ‘5 y un cabezazo del americanista Pablo Aguilar, que se va desviado, al ’10. No hay demasiado peligro, pero el duelo le falta mucho por vivir. Estos son encuentros diferentes. Siempre pasa algo para recordar.

Minuto 16. Pelota que Edwin Hernández pone elevada con la testa. Saltan Omar Bravo y José Guerrero. Un roce deja solo dentro del área a Isaac Brizuela. “Conejito” define de buena manera. Vence a Hugo González. Las redes se estremecen. El silbante Fernando Guerrero nada dice. Tampoco sus abanderados.

El Estadio Chivas explota. Hay mayoría rojiblanca y se desata la fiesta. Los visitantes protestan. Corren hacia la banca. El asistente número dos, Alejandro Ayala, les hace una seña para que vayan al centro del campo. Valida el gol. Hasta que Rubens Sambueza grita con mayor fuerza. Entonces, levanta la bandera y se señala a sí mismo, como admitiendo la culpa.

Se anula el gol del Guadalajara. La polémica se desata. Jugada rápida. Difícil de apreciar. En las repeticiones, se aprecia que es “Chepe” Guerrero quien roza la redonda para dejar solo al “Conejito”. El fuera de juego no existe. Y lo que deja peor parado al cuerpo arbitral es que invalida la acción sólo hasta que recibe los reclamos. El Clásico Nacional ya está marcado.

Al Rebaño Sagrado le cuesta reponerse anímicamente. Sólo un par de avisos más: al ’29 un disparo de Carlos Cisneros, desviado por la defensa, que pasa apenas por un lado y al ’45, un cabezazo de Jair Pereira, en tiro de esquina, que controla Hugo González. No hay más. Al descanso sin hacerse daño y con polémica arbitral incluida.

Pero América, dicho está, es un equipo inestable. Eso cuenta tanto para lo malo como también para lo bueno. Cuando aprieta el acelerador, es capaz de sentenciar. Toma la decisión rápidamente. Pelota elevada dentro del área. Oribe Peralta toca hacia atrás. Jair Pereira no aprieta lo suficiente.

Carlos Darwin Quintero mide la pelota. Zapatazo violento. La redonda se aleja del lance de Rodolfo Cota. Las redes la reciben. Golazo de las Águilas, al ’48. El colombiano baila en el banderín de tiro de esquina. El americanismo explota en la casa rojiblanca. Parecen menos, pero se escuchan más. Es la algarabía del marcador.

Chivas queda tocado. No se repone. Jugada que nace en un saque de manos, por la izquierda. Raúl “Deditos” López marca de mala manera. Nunca aprieta. Sólo acompaña a Rubens Sambueza, que hace lo que quiere. Llega a línea de fondo. Centro templado. Techa al central Carlos Salcedo.

A segundo poste, Carlos Cisneros, habilitado como lateral izquierdo, no llega a cerrar. Permite que Oribe Peralta se levante cómodo, para conectar de cabeza y empujar el 2-0. Gol del América, al ’59. Fiesta amarilla.

Guadalajara se hunde en la desesperación. Carlos Cisneros se va expulsado un minuto más tarde, por una entrada cerca de la línea de banda. Innecesario por completo. Chivas parece condenado, pero el alma le vuelve al cuerpo al ’69, cuando Paolo Goltz recibe la tarjeta roja por una falta sobre Omar Bravo, cerca del medio campo.

En igualdad numérica, el Rebaño Sagrado tiene nuevas esperanzas. Minuto 70. Centro desde el costado derecho, de Raúl López. En el área, Omar Bravo se adelanta a la marcación. Se levanta. Conecta. Cabezazo apenas por un costado. Chivas está de vuelta en el encuentro, después que parecía liquidado.

Ángel Zaldívar se arma de valor. Por la izquierda, desborda a toda velocidad. Supera defensores dentro del área. Sirve una diagonal retrasada. Omar Bravo no alcanza. Carlos Peña, ingresado de cambio, llega desde atrás. Con un toque suave supera al arquero visitante. Tercer gol del “Gullit” como rojiblanco. Con el 2-1, al ’72, Chivas se mete de lleno al Clásico Nacional.

Dos minutos más tarde, un centro desde el lado izquierdo termina en la redes. El cabezazo rojiblanco es anulado. El fuera de juego, esta vez, es más claro. Los mejores momentos del Guadalajara, que se vuelca al frente. Dos tiros libres del “Deditos” López, ambos los saca Hugo González a tiro de esquina, al ’82 y ’87.

Final de vértigo. El balón lanzado desde el banderín es alcanzado por el “Gullit”. Cabezazo de Peña. Miguel Samudio tapa cerca de la línea prometida. El grito de gol se ahoga en la garganta de miles de rojiblancos, al ’88. Se agregan siete minutos. Chivas, volcado. América, agazapado. La insistencia no rinde frutos. El marcador se mantiene hasta el silbatazo final. El Clásico Nacional es azulcrema.

Foto: El Universal Foto: El Universal Foto: El Universal Foto: El Universal Foto: El Universal Foto: El Universal Foto: El Universal
<
>
Foto: El Universal