Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Accidentado el evento de “Beat Down Sensation”

Foto: David Retureta Valencia
El evento de Muay Thai y MMA celebrado el pasado fin de semana en el salón “Domo”, terminó en trifulca por parte de los...

Por David Retureta Valencia
Ante mucha expectación que causó el evento de Artes Marciales Mixtas y Muay Thai, sobre todo por la pelea de Marco Galicia y el Bam Bam, todo terminó de la manera que menos se esperaba y se quería.

 

Tras once peleas y una de exhibición en la modalidad de sumisión, la cual resultó interesante, llegó la estelar, la de Galicia y el Bam Bam, que desde el principio se notó el odio entre ambos peleadores.

 

Previo a la lucha, y otra de las esperadas era la de Eduardo Da Rocha y “el Popeye”, quienes iban a realizar un combate de MMA, sin embargo, por una fuerte infección en la muela de Da Rocha que no le permitía combatir, esa lucha no se llevó a cabo.

 

Cuando llegó el momento del combate estelar, la gente enardecida empezó el griterío en apoyo al xalapeño Marco Galicia, pero nadie esperaba el final que sucedió.

 

Subieron al enrejado los dos, y de inmediato sin esperar mucho se fueron a los golpes, incluso por momentos olvidándose de la técnica y del mismo Muay Thai, pero Galicia se veía más encendido, y eso terminó por jugarle una mala pasada, pues el del Puerto de Veracruz se notó más concentrado.

 

Todo terminó en el primer round con un nocaut técnico  a favor de “el bam bam” decretado por el réferi, quien desafortunadamente para él, los seconds de Galicia querían surtirlo a golpes cuando se acercó a darles una explicación, estos quisieron sacarlo de la reja y golpearlo, aunque el réferi se pudo zafar y continuar con la pelea.

 

Después de la pelea, los acompañantes y seconds del xalapeño se enfurecieron por el resultado, queriendo incluso golpear a gente del público que solamente expresaba su descontento. Incluso, también a algunos de la empresa de seguridad contratada por los organizadores estuvieron a punto de ser golpeados.

 

Un evento que pudo terminar de buena manera, pero una vez más tanto el público como las propias personas que se encargan de llevar a cabo el espectáculo no tuvieron la misma idea y en un clima de violencia que vive el país, esto se ve reflejado en espectáculos que intentan hacer olvidar eso.

 

A pesar del esfuerzo de los organizadores por llevar a buen puerto el evento en un clima de paz y de simple deporte, el público y los propios deportistas se encargaron de echarlo a perder con actitudes que nada tienen que ver con el deporte mismo.

Foto: David Retureta Valencia Foto: David Retureta Valencia Foto: David Retureta Valencia Foto: David Retureta Valencia Foto: David Retureta Valencia
<
>
Foto: David Retureta Valencia