Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Varias bombas estallarían en el Alemania-Holanda: “Bild”

151118bombas
El diario alemán informó sobre el plan de destrucción dentro del estadio del Hannover

El Universal

Las informaciones que decidieron al Gobierno alemán a suspender el partido entre Alemania y Holanda consistían en un presunto plan de hacer estallar varias bombas en el interior del estadio de Hannover (oeste), según publica hoy el popular diario “Bild” en su edición digital.

De acuerdo con ese medio, que se remite a un supuesto documento confidencial dirigido al ministro del Interior, Thomas de Maizière, la inteligencia alemana había recibido información de otro servicio secreto extranjero según el cuales un grupo de varios agresores pretendían hacer estallar artefactos explosivos en el recinto durante la celebración el martes de ese partido amistoso.

En paralelo se planeaba, además, hacer detonar otra bomba en el centro de la ciudad, la capital del estado federado de Baja Sajonia.

Los artefactos habían sido introducidos en el estadio camuflados en una ambulancia, prosigue ese medio.

El Gobierno alemán defendió hoy por “responsabilidad” la suspensión del partido del martes, aunque no dio detalles de la amenaza terrorista.

“La cancelación me entristeció tanto como a millones de aficionados. Pero, ante la duda, los responsables de seguridad adoptaron una decisión responsable”, subrayó la canciller Angela Merkel, quien iba a acudir al amistoso junto a varios de sus ministros.

La decisión de evacuar el HID Arena de Hannover se conoció una hora y media antes del inicio previsto para el encuentro, cuando empezaban a llegar los primeros centenares de aficionados a un partido planteado como “gesto de solidaridad” tras los atentados de París del pasado viernes.

Tanto el jefe de la Policía de Hannover, Volker Kluwe, como el ministro del Interior, De Maizière, explicaron después que la decisión se adoptó ante la existencia de “indicios concretos” de que podía cometerse un atentado con explosivos en el recinto.

Ni entonces ni hoy se revelaron -por razones confidencialidad- cuáles eran esos indicios ni su procedencia, más allá de que los suministraron servicios secretos extranjeros.

“No vamos a convertir en objeto de discusión pública cada una de las decisiones que debamos adoptar en materia de seguridad nacional”, afirmó De Maizière en un discurso ante el congreso de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA).

hgm