Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Se ve Curiel como medallista olímpico

Foto: Archivo
Desea acabar con la sequía de preseas del boxeo mexicano en estas justas

El Universal

Han pasado 15 años desde que México logró su última medalla olímpica en boxeo. Una larga sequía que el púgil tamaulipeco Raúl Curiel pretende detener.

“El primer paso está dado con la plaza que obtuve hace algunas semanas, el camino aún es largo, pero tengo mucha confianza en que la espera por una presea terminará pronto”, comentó Raúl.

Con apenas 19 años de edad, el seleccionado logró su boleto luego de finalizar en el segundo lugar de su categoría (64 kg) en la Serie Mundial de Boxeo.

“Me motiva saber que después de tres ciclos olímpicos tengo la oportunidad de ser quien regrese a México al medallero. Ya me visualicé en Río de Janeiro y aunque tuve que dejar mi casa y la escuela valió la pena, porque alcancé mi máximo sueño”, contó.

Curiel llegó a la Selección Mexicana en 2012. De manera sorpresiva el púgil recibió el llamado al equipo mexicano aunque su palmarés no poseía grandes logros.

“Fue algo raro, porque gané apenas una medalla de bronce en la Olimpiada Nacional; sin embargo la federación decidió seleccionarme”, explicó.

A su primera competencia, el Campeonato Mundial Juvenil, fue “como relleno”.

“Fui para cubrir un peso en el que no había contendientes y resulta que obtuve la plata. A partir de entonces comencé a salir más con el equipo, participé en campeonatos internacionales y logré un bronce en los Juegos Centroamericanos de Veracruz”.

Curiel cuenta con experimentados entrenadores, quienes lo preparan en el gimnasio del Comité Olímpico Mexicano. Ellos, contó, han sido parte fundamental para aumentar la confianza en sí mismo y sus capacidades.

“Mi equipo lo conforman el profesor Francisco Bonilla y Mario González, quien también fue olímpico y me da buenos consejos. Creo que tengo buena técnica y uno de los puntos en los que debo poner atención es en la mentalidad y reforzar la condición física con rivales europeos, que son fuertes y de gran calidad”.