Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Remonta equipo tricolor hasta alcanzar podio

160904horas1
El día en que el único equipo tricolor en el World Endurance Championship (WEC), el RGR Sport, remontó posición tras posición hasta quedarse con...

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 4 (EL UNIVERSAL).- Fue una de esas carreras que se recordarán por siempre en el automovilismo mexicano. El día en que el único equipo tricolor en el World Endurance Championship (WEC), el RGR Sport, remontó posición tras posición hasta quedarse con la victoria de las 6 Horas de México, en la categoría LMP2, frente a sus aficionados del Autódromo Hermanos Rodríguez.
El regiomontano Ricardo González, el brasileño Bruno Senna y el portugués Filipe Albuquerque, perdieron el primer puesto desde la primera hora de competencia. Incluso, llegaron a estar terceros, con el auto #26 del G-Drive Racing en la punta la mayor parte del tiempo.
Pero vuelta a vuelta comenzaron ganar terreno para sobreponerse a dos despistes, un contacto y recibir la de a cuadros ante el festejo eufórico del público. En tanto que el Porsche Team con su auto número 1, se llevó el triunfo en la clase estelar LMP1.
El brasileño Bruno Senna fue el encargado de arrancar el auto 43 del RGR Sport. A cada vuelta, de inmediato el público le mostró su apoyo, con vítores y banderines del único equipo nacional en competencia sobre la pista.

El auto 37 del SMP Racing, conducido por el ruso Victor Shaytar, después de 50 minutos de carrera, fue el primer bólido en tener un accidente y provocar una bandera amarilla. Sufrió un contacto con consecuencias en su morro que se tuvo que detener en el Foro Sol. Esto fue aprovechado por los demás bólido para cambiar neumáticos y pilotos. El RGR también sacó partida para subir al mexicano Ricardo González.

En este cambio, el auto #26 de G-Drive Racing salió por delante del equipo mexicano. Su conductor ruso Roman Rusinov aumentaba mayor distancia en cada vuelta.

González sufrió un despiste en el giro 67, que le costó valiosos segundos para poder reincorporarse. El incidente se dio en la zona de las eses con el auto #26 del G-Drive Racing, a quien ya le había ganado la posición pero que no cedió y terminó por tocarlo en la parte trasera por lo que dio un giro de 180 grados sobre su propio eje.

El piloto regiomontano llevó por tercera vez a pits al bólido #43 para hacer el cambio de piloto por su compañero Senna cuando faltaban 3h45 de carrera, con la iniciativa de ir a la caza del liderato. El sobrino del legendario Ayrton no dejaba de impulsar a sus ingenieros de que la victoria aún era posible.

Pese a su ímpetu, no estuvo libre de incidentes y en el giro 83 se salió de la pista en la curva cinco, sin consecuencia alguna, pero sí con segundos de pérdida respecto a la primera posición.

Una bandera amarilla a la mitad de la carrera fue aprovechada por el RGR para subir a la conducción al portugués Filipe Albuquerque, que salió en tercer lugar, por detrás del auto 36 de Signatech Alpine.

A dos horas y 27 minutos de concluir la carrera, empezó una lluvia constante que obligó a los autos a cambiar a neumáticos para suelo mojado, pues varios bólidos empezaban a patinarse en las entradas de las curvas.
Cuando faltaban 35 minutos, apareció una estela de fuego en el neumático delantero del auto #26 que obligó su entrada a pits y, con ello, que el RGR Sports recuperó una vuelta lapeada para tomar la punta que había perdido al inicio de la carrera y que ya nunca más perdería para cruzar la meta en medio de cohetones y el grito de “¡México, México, México!”.

<
>