Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Maracheva se queda sin presea

160126presea
La atleta rusa fue despojada de la medalla de plata que ganó en los campeonatos europeos de 2012

El Universal

Irina Maracheva fue despojada ayer de su medalla de plata en los 800 metros planos de los Campeonatos Europeos de 2012, como uno de cuatro casos de dopaje anunciados ayer involucrando a atletas rusas.

Las sanciones están entre las primeras impuestas por el Comité Olímpico de Rusia, que ha ganado autoridad sobre la Federación Rusa de Atletismo desde la suspensión de la misma de competencias globales en noviembre por acusaciones de dopaje sistemático.

Maracheva fue suspendida por dos años, hasta enero de 2017, y perderá su medalla de plata de los juegos europeos a causa de una muestra sospechosa de sangre.

Originalmente, Maracheva finalizó tercera en la final de los 800 metros en 2012, pero fue ascendida a plata cuando su compañera rusa Yelena Arzhakova fue despojada de la medalla de oro por dopaje.

La británica Lynsey Sharp, que heredó el oro, colocó una foto en Twitter el lunes de ella con Maracheva y Arzhakova y el comentario: “¿Se acuerdan de aquella vez cuando yo era la única atleta limpia en el podio?”.

Con Maracheva descalificada, su medalla de plata va a manos de la bielorrusa Marina Arzamasava. Liliya Lobanova, de Ucrania, queda con el bronce.

Varias otras corredoras rusas de los 800 metros han sido suspendidas en años recientes o enfrentan investigaciones por dopaje, incluyendo la campeona olímpica Mariya Savinova y la medallista de bronce Ekaterina Poistogova, quienes aparecen en un video grabado de forma encubierta presuntamente discutiendo dopaje.

La marchista Anna Lukyanova fue suspendida dos años y despojada de su medalla de plata del mundial juvenil de 2010. Se suma a una lista de más de 30 casos de dopaje en años recientes vinculados con el centro nacional de caminata de Rusia, en la ciudad de Saransk.

Recibieron suspensiones de cuatro años Maria Nikolaeva, especialista en los 800 metros, y Elena Nikulina, que corre los 400.

Los casos de Maracheva, Lukyanova y Nikolaeva se basaron en datos de sangre del sistema de pasaporte biológico de la IAAF.