Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El show de WWE queda a deber

151018lucaha
Sin Cara y Kalisto no pueden alcanzar el cetro de parejas; Undertaker es el gladiador más ovacionado

El Universal

Sólo íconos como Undertaker pueden rescatar una función de la WWE que sin el carácter que otorga un show de televisión, son deslucidos para un público mexicano que está acostumbrado a lo mejor de la lucha libre mundial.

El show que se presentó ayer en la Arena de la Ciudad de México estuvo alejado de lo que semana a semana la empresa estadounidense ofrece en sus tres divisiones.

Aunque los gladiadores trataron de ‘vender’ cada lucha con el mayor realismo posible, quedó en evidencia que su esfuerzo no es el mismo al que imprimen cada vez que una función es televisada.

Minutos de silencio se registraron hasta que Undertaker tomó una silla y comenzó a perseguir a Luke Harper sin que lo golpeara.

“¡Undertaker, Undertaker!”, gritaron los asistentes al tiempo que El Enterrador hizo una palanca al brazo a Harper para vencerlo y alzar el puño junto con su pareja Kane, con el que conforma la dupla ‘Hermanos de la destrucción’.

Ni las luces y sonidos fueron suficientes para condimentar el platillo de alta cocina que esperaban los capitalinos. Y no era para menos, con boletos que costaron desde 250 hasta dos mil pesos.

La batalla de parejas que protagonizaron los mexicanos Sin Cara y Kalisto arrancó gritos de “¡Lucha, Lucha!”, pero por más esfuerzo que pusieron, no les alcanzó para llevarse el cinturón de parejas que el equipo New Day retuvo.

Una maniobra ilegal de Kofi Kingston fue el arma con la que los estadounidenses se impusieron. El gladiador apoyando sus pies sobre las cuerdas, puso de espalda a Kalisto, quien no pudo levantarse antes del toque de tres que el réferi dio, sin ver que Koffe Kingston se apoyó sobre las sogas.

Voces de reprobación se dieron por parte de los asistentes que vieron cómo por al menos 20 minutos los ‘Lucha Dragons’ se adueñaron del escenario con lances y combate a ras de lona.

Los luchadores locales se encargaron de poner fuera de circulación a Los Matadores, que fueron traicionados por su compañero Torito.

Cesaro abrió la noche y se llevó el primer match sobre The Mitz.