Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El engaño de Uber

151029uber
La imagen de Fernando Alonso fue usada como parte de un montaje de la empresa de “choferes privados”

El Universal

Si eres uno de los que pidió un Uber ayer por la tarde con la esperanza de que te recogiera el piloto de Fórmula Uno, Fernando Alonso, a bordo de un McLaren —como la promoción de la compañía prometió—, te habrás quedado con las ganas de que el doble campeón del mundo pasara por ti.

Todo fue un montaje de la empresa de “choferes privados”, pues desde el medio día, el “afortunado ganador” ya se encontraba en un restaurante realizando decenas de tomas de televisión para grabar el momento en que solicitaba el servicio. Alrededor de él, todos en el restaurante eran extras que simulaban estar comiendo y bebiendo el whisky de un patrocinador, aunque las propias personas se quejaron de lo fríos que estaban los alimentos por el tiempo de espera.

Los “informes” en el AICM

Todos los que han llegado en los días pasados al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para asistir al Gran Premio de Fórmula Uno han encontrado un vistoso módulo informativo con dos edecanes para “aclarar” dudas con respecto al evento de este fin de semana.

Sin embargo, al momento de solicitar información impresa, en el módulo les han dicho que no tienen nada disponible. Y si se les pregunta sobre eventos específicos u otras inquietudes básicas, no siempre tienen la respuesta completa.

Eso sí, no se niegan a posar para la fotografía del recuerdo de cientos de visitantes que buscan una estampa con las guapas muchachas, que promocionan el Gran Premio de México.

León teme abandono de Pizzi

Jesús Martínez Junior está tronándose los dedos para que no le hagan de nueva cuenta la “Matosinha”, dícese de la acción de un técnico que con contrato deja botado al equipo para irse a otro. Cada día cobra más fuerza el rumor de que Juan Antonio Pizzi abandonará el barco del León para irse a la conquista de España, a dirigir a la Real Sociedad de Carlos Vela y Diego Reyes, haciéndole lo mismo que Gustavo Matosas, que dejó “tirada” a La Fiera para irse a Coapa, donde no pudo hacer volar a las Águilas. Por cierto, previendo que la afición no le ha perdonado su acción, el ahora técnico del Atlas se ha escondido y ni siquiera llegó junto con su equipo en el autobús que los trasladó de Guadalajara a tierras guanajuatenses para el partido de Copa