Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Creen que Armstrong aún posee información valiosa

Foto: El Universal
El jefe de la USADA asegura que habla con el estadounidense de vez en cuando

El Universal

Entre las múltiples personas ante las que se disculpó el ex ciclista Lance Armstrong en los últimos meses está Travis Tygart, el hombre que lideró la investigación que llevó a la sanción del corredor estadounidense.

“Se disculpó en privado, hablamos de vez en cuando”, dijo en una entrevista telefónica con la agencia dpa Tygart, director ejecutivo de la Agencia Antidoping de Estados Unidos (USADA).

Tygart, al que muchos llaman el Eliot Ness de la lucha contra el doping, condujo en 2012 la investigación que derrumbó a Armstrong, que fue desposeído de sus siete títulos del Tour de France. El ciclista, tras años de mentiras y amenazas, confesó en televisión en enero de 2013 que se dopó durante toda su carrera.

Sin embargo, la admisión y el perdón posterior sólo fueron acompañados de una colaboración parcial con las autoridades.

“Hablamos de vez en cuando. Nuestra posición es la misma que era en 2012, cuando nos pusimos en contacto con él y le pedimos que saliera y fuera sincero. Veremos si alguna vez llega a ese punto. No estoy seguro”, dijo Tygart, que llegó a denunciar ante el FBI las amenazas de muerte anónimas que recibió.

“Nuestra esperanza es que devuelva algo a la sociedad y seguro que hay información que sería valiosa para nosotros”, afirmó el jefe de la USADA, que le impuso una sanción de por vida que sigue vigente pese a los pedidos de Armstrong, que desea al menos competir en algún triatlón.

Tygart elogió el trabajo que está haciendo la Unión Ciclista Internacional (UCI) desde que el británico Brian Cookson sustituyó como presidente al irlandés Pat McQuaid, al que la USADA acusó de encubrir a Armstrong.

El informe independiente encargado por la propia UCI para esclarecer el capítulo más oscuro de su pasado llegó a la conclusión principal de que el ente actuó durante años de forma negligente frente al doping y protegió a Armstrong en su ascenso a la cima del deporte.

“Aprendieron la lección y el nuevo presidente llegó con el objetivo principal de restaurar la confianza de los deportistas limpios, que el deporte sea legítimo y se ejerza con honestidad”, dijo.

“Han dado grandes pasos y han hecho grandes cambios. Es una batalla continua y tienen que mantenerla, no sólo cuando se presenta una crisis”, agregó.

Armstrong tiene aún pendiente una demanda del gobierno de Estados Unidos, que considera que al doparse perjudicó los intereses del servicio US Postal, patrocinador del equipo del texano de 1996 a 2004. Si es considerado culpable, el ex ciclista, que perdió sus contratos tras el escándalo, podría tener que pagar hasta 100 millones de dólares.

Hace unas semanas, Armstrong volvió a considerarse en su perfil de twitter como heptacampeón del Tour de France, de cuyos títulos fue desposeído. Tygart no le da ninguna importancia: “Está descalificado, así que…”