Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Broncos, a olvidar a Brady y a pensar en Cam

160125denver
No te pierdas Aquí solo football con Iván Pirrón

Después del estupendo trabajo ante Tom Brady y TODOS sus receptores, el coordinador defensivo de los Broncos, Wade Phillips, tiene dos semanas para diseñar una estrategia para contener a Cam Newton.

Ayer ante los Patriots, la defensiva de Denver (la mejor de la NFL) frustró a Brady, quien lanzó 56 pases, fue interceptado dos veces, tuvo un solo pase de touchdown y terminó con rating de 56.4, el más bajo para el quarterback de Nueva Inglaterra desde el 20 de octubre de 2013 (53.5 contra Jets). No es poca cosa.

Sólo en aquella derrota ante Baltimore en enero de 2010 (33-14 en un Wild Card), Brady tuvo un peor rating en postemporada: 49.1.

Fue un esfuerzo de toda la defensa de los Broncos. Por un lado, presionaron todo el partido a Brady. Lo capturaron en 4 ocasiones, pero oficialmente lo golpearon ¡20 veces!, incluidas 7 de DeMarcus Ware, quien jugó el partido de su vida. Von Miller y Derek Wolfe lo mandaron a la lona otras 4 veces cada uno.

Si quieres ganarle a los Patriots, pégale a Brady.

Por otra parte, el perímetro de Denver hizo un estupendo trabajo para contener a la pareja de objetivos favoritos de Tom: Rob Gronkowski y Julian Edelman.

Cierto que “Gronk” terminó con 8 recepciones, 144 yardas y 1 touchdown, pero esa anotación fue en los últimos segundos del partido, cuando los Patriots trataban de enviar el juego a tiempo extra.

La realidad es que Gronkowski, aunque tuvo las tres jugadas de mayor yardaje de Nueva Inglaterra (de 40, 31 y 28 yardas) nunca fue un factor en Mile High.

Edelman fue un fantasma con 7 recepciones y 53 yardas, sin anotaciones.

Estupendo trabajo de los linebackers y el perímetro de los Broncos.

Pero lo que verán en San Francisco es un animal diferente.

La defensa de Denver no enfrentó a un quarterback similar a Cam Newton en toda la campaña.

Newton no solamente es otro corredor en el backfield de Carolina; Cam es el corredor más grande: mide 1.95 y pesa 113 kilos. Créeme, no le teme a ningún linebacker de la NFL.

En la campaña regular, Newton se convirtió en el primer jugador de la historia de la liga con al menos 30 pases de touchdown (35) y 10 por tierra.

El libro de jugadas de Panthers incluye muchas carreras que han sido diseñadas especialmente para su quarterback.

Ayer contra Arizona, Cam corrió en 10 ocasiones para 47 yardas y un par de touchdowns; completó 19 de 28 para 335 yardas, con 2 touchdowns, una intercepción y rating de 117.4.

Así que los Broncos tienen que cambiar rápidamente el chip y programarse para enfrentar al pasador más versátil de la NFL.

DE GRONKOWSKI A GREG OLSEN

Defender a “Gronk” le servirá a la defensiva de los Broncos para lo que verán en el Super Bowl 50: otro ala cerrada tipo All-Pro.

Olsen fue segundo en la campaña regular (sólo detrás de Gronkowski) con 77 recepciones, mil 104 yardas (promedio de 14.3 por balón atrapado) y 7 anotaciones.

Olsen es el hombre predilecto de Cam Newton, así que Phillips debe encontrar la manera de limitar sus recepciones en el Levi’s Stadium la noche del 7 de febrero.

En los Playoffs, Olsen suma 12 recepciones, 190 yardas (promedio de 15.8) y un touchdown.

MANNING Y LOS REFLECTORES

Carolina puede considerarse un equipo afortunado. Será el primer Super Bowl para Cam Newton y muchos en el roster de Panthers, pero la atención mediática en San Francisco la tendrá el quarterback de los Broncos.

En dos semanas Peyton Manning podría jugar su último partido -no sólo con Denver sino en la NFL- y será el favorito sentimental para ganar el Super Bowl 50. Sería una despedida similar a la de su ahora jefe: John Elway, quien se retiró después de ganar el Super Bowl XXXIII (su segundo en fila).

Elway tenía a Terrell Davis y Manning tiene a la mejor defensa de la NFL.

Curioso, pero hace apenas un par de años, Peyton Manning llegó al Super Bowl al comando de la mejor ofensiva de la liga, sólo para ser destruido por los Seahawks y la defensiva No. 1 de la NFL al son de 43-8.

Ahora Manning -por increíble que suene- no tiene la responsabilidad de ganar los partidos, sino de no perderlos.

Si en el Super Bowl puede mantener ese promedio de 55.1% de pases completos, 199 yardas, 2 touchdowns, cero intercepciones y rating de 81.7 (sus números en postemporada), entonces los Broncos tendrán altas probabilidades de derrotar a Panthers.

Carolina es favorito por 4 puntos.

RIVERA, EL MEXICANO

Los medios siempre queremos encontrar un “mexicano” en los grandes eventos, particularmente el Super Bowl. Bueno, en la edición 50 sí que lo tenemos.

El coach Ron Rivera es hijo de madre mexicana y padre puertorriqueño. Habla perfecto español y está orgulloso de sus raíces.

Fue una selección de segunda ronda de los Bears en el Draft de 1984; Rivera jugó 9 campañas en Chicago como linebacker y fue miembro del equipo que ganó el Super Bowl XX en 1985.

Rivera es el tercer coach latino en la historia de la NFL. Tom Flores y Tom Fears son los otros dos.

Flores, también de sangre mexicana, ganó dos Super Bowls con los Raiders.

Rivera está a un triunfo de su primer Vince Lombardi.

Buena suerte, coach.