Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“Azabache” se mide a JC Chávez ya sin rencores

150701azabache
Mario Martínez admite que hace 31 años perdió contra un gran campeón

El Universal

Ni un poco de rencor. En el interior de Mario ‘Azabache’ Martínez, ya quedó en el pasado aquella dolorosa derrota que le aplicara Julio César Chávez hace 31 años, en donde perdió la oportunidad de proclamarse como campeón mundial cuando su carrera se encontraba en pleno apogeo.

“Yo no tengo ningún resentimiento contra él [Julio César Chávez]. En mi conciencia tengo claro que perdí contra un gran campeón como lo fue Julio. No perdí contra cualquiera. Me trae recuerdos cada que lo veo, porque ante él tuve mi primera oportunidad de ir por un título mundial. Yo tenía 19 años, él 22 y uno de los dos tenía que ganar”, remembra ‘Azabache’ Martínez en charla con EL UNIVERSAL.

Ya han pasado poco más de tres décadas de aquel episodio celebrado el 13 de septiembre de 1984 en el Olympic Auditorium de Los Ángeles.

En esa velada, ‘Azabache’ salía como el favorito para coronarse con el título vacante superpluma del Consejo Mundial de Boxeo. Un joven JC, en cambio, salía como víctima para ser el escalón de un nuevo monarca mexicano.

“Fueron ocho rounds muy buenos para el público por la emoción que despertamos. Es un bonito recuerdo”, comparte Martínez.

En ese octavo asalto, la joven promesa sinaloense noqueó a Mario ante el asombro de todos los presentes. Ahí comenzó la leyenda de Chávez, que llegó a convertirse en el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos.

En contraste, ‘Azabache’ batalló para ceñirse un título mundial.

“Para mí fue una experiencia más porque fue mi segunda derrota como profesional. A lo largo de mi carrera tuve cuatro peleas por el título, pero fue hasta la quinta oportunidad que me pude coronar como monarca del orbe, en 1995. Mi carrera continuó y no hubo ningún contratiempo en ella”, resalta el ex pugilista.

Al recordar aquel episodio, Martínez reconoce que pese a las 43 peleas sin perder con las que llegaba Chávez González, los pronósticos lo veían como el que saldría como vencedor. Pero, en aquel octavo asalto, todo cambió a favor del sonorense.

“Yo era el favorito en una pelea muy difícil. Pero, en realidad, yo no conocía a mi rival. Nunca lo había visto pelear. Sólo escuchaba lo que la gente decía de él, que era alguien bueno. Arriba del ring me resultó un peleador muy fuerte, que aguantaba golpes, pero también un boxeador aguerrido que siempre iba para adelante. Sí me trae recuerdos cada que me encuentro con Julio, pero no le tengo ningún rencor”, reitera.

Mario y Julio César se reencontraron hace unos meses, cuando fue develada la estatua de Chávez enfrente del Parque Revolución de Culiacán, Sinaloa, en febrero pasado. Martínez le dio un sincero abrazo a su ex rival.

El amargo recuerdo de la derrota, dice Martínez, se diluyó con el paso de los años. Hoy sólo hay palabras de reconocimiento por la carrera que logró su verdugo de aquella pelea del ya lejano año de 1984.

“A Julio lo describo como un gran boxeador, uno de los mejores peleadores que ha tenido México en su historia. Se merece todos los homenajes y reconocimientos que recibe porque fue un gran peleador que quedará en la memoria de todos nosotros”, afirma.

Pero este viernes, vendrá la esperada revancha que no llegó en 30 años.

Martínez volverá a medirse contra Chávez en una pelea de exhibición en Culiacán, que tendrá como objetivo reunir fondos para las clínicas de atención a pacientes con adicciones que tiene JC. Sólo por ese motivo es que ‘ Azabache’ aceptó el reto pues, reitera, “ya no hay rencor”.