Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Análisis: Un fumble aniquiló a los Steelers

Foto: El Universal
Fitzgerald Toussaint soltó el balón que derivó en la ofensiva del triunfo de Denver

El Universal

Sólo una jugada grande de alguna de las defensivas podría haber cambiado el rumbo de este partido. Y fue la de los Broncos, que forzó un fumble del joven corredor de los Steelers, Fitzgerald Toussaint.

Ese balón que recuperó DeMarcus Ware se convirtió en el único touchdown de Denver, suficiente para vencer a un aguerrido equipo de Pittsburgh, que mandó al campo a un lesionado Ben Roethlisberger (hombro), sin su mejor receptor (Antonio Brown) y su mejor corredor (DeAngelo Williams), ambos ausentes por lesión.

Cuando parecía que los Steelers tenían el juego bajo control, Toussaint perdió el balón al ser tacleado por Bradley Roby, y Ware recuperó en la yarda 35 de Denver.

Ese fue el chispazo que necesitaban los Broncos para cambiar el rumbo del partido.

Peyton Manning comandó una serie de 13 jugadas y 65 yardas que consumió casi 7 minutos del último periodo. La ofensiva culminó con un touchdown de una yarda de C.J. Anderson y una conversión de dos puntos que puso al frente a Denver, 13-20 a tres minutos del final del juego.

Roethlisberger intentó uno de sus clásicos regresos en el cuarto periodo, pero la defensiva de los Broncos (la mejor de la NFL, por cierto) estaba lista y ese intento del “Big Ben” únicamente duró 5 jugadas y 71 segundos.

Cuatro jugadas más tarde, Brandon McManus conectó su quinto gol de campo de la tarde -éste de 45 yardas-, y Denver tomaba ventaja de 10 puntos para sentenciar el partido.

Roethlisberger, el único quarterback que pudo pasar para 300 yardas ante la defensiva de los Broncos en la campaña regular, lo volvió a hacer en los Playoffs, al sumar 339 yardas, pero el ataque de Pittsburgh resintió la ausencia de su jugador más peligroso: Antonio Brown.

En la Semana 15, cuando los Steelers derrotaron 34-27 a Denver, Brown tuvo 16 recepciones para 189 yardas y un par de anotaciones.

Los Broncos no tuvieron que preocuparse por Brown esta vez.

El mejor receptor de Pittsburgh fue Martavis Bryant, quien terminó con 9 balones atrapados y 154 yardas.

Manning no tuvo su mejor partido, pero tampoco tuvo mucha ayuda de sus receptores. Aunque el veterano a veces se quedaba corto en sus envíos, los Broncos dejaron caer al menos cuatro pases de las manos. Tres de ellos para convertir un primero y 10.

Manning completó 21 de 37 para 222 yardas, sin touchdowns ni intercepciones y rating de 74.4. Fue capturado una sola vez.

Por tierra, la pareja que conforman Anderson (15 acarreos, 72 yardas) y Ronnie Hillman (16-38) generó 110 yardas, suficientes para que el coach Gary Kubiak pudiera jugar de tú a tú con Mike Tomlin esta batalla defensiva y de posición de terreno.

Manning mejora su récord en postemporada a 12-13, y el próximo domingo recibirá en Mile High a un viejo conocido: Tom Brady, para disputar la Final de Conferencia por

Manning por cuarta ocasión (segunda de Manning como quarterback de los Broncos).

Será el capítulo 17 en la rivalidad entre estos dos grandes quarterbacks.