Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

A Manny le gusta no ser favorito

150501favoritos
El filipino asegura que esa sensación le da otra sazón al choque de mañana

El Universal

Las Vegas .— Manny Pacquiao se siente cómodo. Le gusta partir desde la posición de no favorito. De acomodarse en la esquina del retador, pese a que también llega como campeón del mundo, y de recibir el trato de peleador ‘B’ en esta magna cartelera con Floyd Mayweather Jr, para este sábado en el MGM Grand.

“Lo principal que quiero dejar claro es que parto de que no soy el favorito. Es una posición en la que ya he estado, como cuando enfrenté a Marco Antonio Barrera, o a Lehlo Ledwab, en lo que fue mi primera pelea en Estados Unidos, o ante Oscar de la Hoya. Ese sentimiento es algo diferente, quiero decir que le da otra sazón a esta pelea, que me pone feliz. Se vuelve un reto”, admite Pacquiaqo en una reunión con un reducido grupo de periodistas.

En un rincón del teatro KA del hotel-casino del combate, el boxeador filipino está tranquilo. Su sonrisa aflora a la menor provocación y muestra total disposición a cualquier cuestionamiento. “Esta es la pelea más relajada en la que he estado. Me refiero a mi sentir. Me siento más relajado que en otros combates”, reconoce.

Al reflexionar sobre los altos costos que han alcanzado no sólo la función, sino hasta la ceremonia de pesaje que se realizará hoy en el Grand Garden Arena, asegura que de su parte lo dará todo para justificar la inversión tan fuerte realizada por muchos aficionados que adquirieron una entrada.

“De mi parte tendrán toda la entrega y seré alguien que buscará el espectáculo, porque no quiero defraudar a los aficionados. Quiero que sea una gran pelea. Con lo caras que se están vendiendo las entradas como para que luego los defraudemos, eso no lo podemos permitir”, dice.

Manny se emociona al comentar sobre su posible regreso al triunfo después de un par de derrotas que desestabilizaron su carrera. El filipino tuvo dos caídas contra el mexicano Juan Manuel Márquez y el estadounidense Timothy Bradley que lo hicieron reflexionar sobre su permanencia sobre el ring. Hoy es un tema del pasado.

“Hablar de mi instinto asesino me pone muy feliz, porque siento que está de regreso. La concentración que tengo, como hace 10 años, la siento de vuelta también. Hubo unas peleas anteriores que pensé en el retiro, pero ahora es diferente. Fueron momentos complicados cuando junté un par de derrotas, pero ahora tengo un buen sentimiento”, resalta.

La charla con Floyd Mayweather Jr. es totalmente diferente. Al llegar a la cita con el pequeño grupos de periodistas, su desencanto es evidente. “¿Es en serio?”, dice. “Todo lo que dije ayer, lo digo hoy mismo. No ha cambiado nada. En serio, ¡No ha cambiado nada!”, agrega mitad en broma, mitad en serio.

Apunta que para esta pelea no hubo necesidad de tomar una postura agresiva, como en otras promociones. Mayweather cree que llegar al 47-0 en su registro, en el ocaso de su carrera, es uno de los grandes motivos para tener una atención inusitada y que ésta se haya dado, sin importar el rival.

“Siempre he tenido un plan de juego a lo largo de mi carrera. Es como el ajedrez. Tienes que hacer movimientos calculados y eso es lo que he hecho dentro y fuera del ring. Tener una gran personalidad y hablar en voz alta es algo que he hecho en el pasado. Se trata de entretenimiento, pero ahora soy mucho más viejo y más sabio. Además, esta pelea se vende sola”, comenta.

Antes de retirarse, pide que no se observe la pelea como el “bueno contra el malo”. Sólo como la pelea entre dos boxeadores en la cumbres de sus respectivas carreras.