Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Medallas: cero; pretextos: miles

160810lozano
Más que medallas, la delegación mexicana en Río de Janeiro acumula justificaciones tras sumar siete jornadas consecutivas sin poder subir al podio

RÍO DE JANEIRO, Brasil., agosto 14 (EL UNIVERSAL).- Más que medallas, la delegación mexicana en Río de Janeiro acumula justificaciones tras sumar siete jornadas consecutivas sin poder subir al podio, sin disfrutar del ansiado sabor de la victoria olímpica.

La marea de críticas en las redes sociales lastimó el ego de los seleccionados, quienes piden a sus compatriotas ponerse en sus zapatos antes de juzgar su desempeño en los Juegos Olímpicos.
“Estamos enojadas porque nos acusan y ellos no saben lo que es estar aquí. Se tienen que poner las pilas con esos comentarios, porque todos los que hablan son ignorantes. Mientras estamos compitiendo, ellos están en su laptop comiendo palomitas y criticando a la gente”, dijo la esgrimista Tania Arrayales.
El presidente de la Federación Mexicana de este deporte, Jorge Castro, excusó a las espadachinas.

“Si a las niñas les avientan una piedra, nosotros no tenemos que devolverla. Nunca prometimos una medalla, hubiera sido un error hacerlo, porque hay una evolución y perdimos contra las mejores del mundo [rusas]”.

Las mexicanas concluyeron este sábado su participación en la justa veraniega con un séptimo sitio en sable por equipos femenil. En lo individual, sólo Úrsula González superó la primera ronda al vencer a la también mexicana Julieta Toledo.

México ya no es potencia. La caminata de 20 kilómetros varonil se quedó muy lejos de igualar el sexto sitio obtenido por Eder Sánchez en Londres 2012. La disciplina suma cuatro Juegos sin presea. Han ido de fracaso en fracaso en un deporte que por mucho tiempo fue dominado por mexicanos.

“La verdad no se vale juzgarnos entre mexicanos, lo cierto es que muy pocos atletas que tienen el privilegio de estar en una competencia como esta”, se lamenta el andarín Julio Salazar, 52 de la competencia. El mejor ubicado fue Ever Palma, en el 14.

Los clavados han quedado a deber. Este sábado, la especialista en trampolín de tres metros, Dolores Hernández, también criticó a quienes los juzgan por la falta de resultados y la ausencia de medallas.

“Todos los que hablan, seguramente no tienen nada que hacer”, comentó la veracruzana, quien no avanzó a la pelea por preseas.

Tiro con arco. La cadena de justificaciones comenzó tras el descalabro de la favorita mexicana Aída Román en tiro con arco y tras ser eliminada declaró no deberle nada a alguien.
El mejor resultado para los arqueros fue el cuarto lugar de Alejandra Valencia, quien viajó sin su entrenador.

El Tri. La Selección Mexicana tiene sus propias respuestas para el fracaso protagonizado en Brasil. “No queremos que nos feliciten cuando perdemos, pero hay que cambiar la cultura de si se pierde jalar. Hay que unirnos para que todo mejore”, explicó Jorge Torres Nilo, defensa del Tri Olímpico.
Érick “Cubo” Torres, delantero, fue uno de los pocos que aceptó el descalabro del equipo. “Hay gente que nos manda sus buenas vibras. A ellas hay que agradecerles todo, porque nosotros siempre hemos entregado todo. Fuimos sinceros. Fue un fracaso y hay que aguantar”.

Conforme pasan los días en la sede olímpica, las posibilidades de medalla para el país se agotan. Los taekwondoines María Espinoza y Saúl Gutiérrez, el triatleta Crisanto Grajales y la andarina Guadalupe González son las máximas esperanzas para abrir la cuenta en el medallero.

Pero mientras el desastre y la frustración dominan el panorama de la Delegación Mexicana, el titular de la Conade, Alfredo Castillo, sigue de paseo con su novia por las sedes de competencia y mantiene su interminable confrontación con todas las federaciones deportivas.

Y el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, ya no encuentra cómo explicar la adversidad que marca a esta delegación y la afectación que se vive por la falta de medallas.
El dirigente pide “hacer un análisis sereno y frío de lo que pasa y tomar las medidas pertinentes para aminorar la presión que puede afectar el desempeño de los atletas que faltan por participar en estos Juegos Olímpicos”.
Juan Luis Barrios, corredor de medio fondo y quien se ausentó de Río por lesión, aseguró que “un mal de décadas no puede arreglarlo una sola persona en un periodo tan corto. Todos somos responsables”, por lo que exhortó a unir esfuerzos por el bien del deporte nacional.