Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Le tenemos un gran cariño al ‘Piojo’, admite Layún

150930layun
El defensa veracruzano asegura que los seleccionados deben ser inteligenes tras el cese de Miguel Herrera

El Universal

El internacional veacruzano Miguel Layún, lateral del Oporto, reconoció que nunca se hubiese imaginado la destitución de Miguel Herrera como seleccionador y asumió que los jugadores del ‘Tri’ le guardan “un gran cariño”.

“Siempre es extraño vivir ese tipo de situaciones, nunca me hubiese imaginado vivir una situación así, donde después de ganar un torneo (Copa Oro 2015) sale el técnico, pero bueno es lo que nos tocó vivir y ahora toca ser inteligentes”, declaró a los medios el defensa del Oporto, después de participar 10 minutos en la victoria de su club ante el Chelsea, en Liga de Campeones.

Layún apeló a esa inteligencia para estar “siempre a disposición y buscar los objetivos trazados con quien esté al mando”.

Miguel ‘Piojo’ Herrera fue destituido como seleccionador de México el pasado julio, nada más haber vencido la Copa Oro, por haber agredido a un periodista.

El brasileño Ricardo Ferretti fue nombrado técnico interino para cuatro partidos, de los que le restan dos: ante Estados Unidos el 10 de octubre, que dirimirá el boleto para la Copa Confederaciones del 2017, y un amistoso frente a Panamá, el 13 de octubre.

“Miguel sabe que todos nosotros nos entregamos al máximo y le tenemos un gran cariño, pero, si no está él, hay que hacerlo igual con quien esté”, abogó el ex del América y del Watford inglés.

Colega de equipo en el Oporto de los compatriotas como Héctor Herrera, Jesús Corona y Raúl Gudiño, Layún contó que habla “mucho” con su compañero de selección y rival en la Liga portuguesa Raúl Jiménez, ariete del Benfica de Lisboa.

“Tengo una gran relación con él (…) Con él compartí en el Club América, así que hubo un vínculo más cercano. Me da gusto que esté haciendo muy bien las cosas por aquí (Portugal) para que nos aporte mucho en la selección”, corroboró.