Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Bibi regresa satisfecha

160722BIBI
A pesar de que lucía cansada, compartió el orgullo que sintió luego de ganar cinco preseas en los primeros Juegos de Trisomía que se...

CIUDAD DE MÉXICO, julio 22 (EL UNIVERSAL).- Con un rehilete tricolor en sus manos, una sudadera azul que la distinguía como gimnasta y una bolsa en la que guardaba su celular, arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Bibi Wetzel. A pesar de que lucía cansada, compartió el orgullo que sintió luego de ganar cinco preseas en los primeros Juegos de Trisomía que se llevaron a cabo en Florencia, Italia. Sus ojos brillaron al rememorar la competencia.
“Les mando un saludo a los lectores de EL UNIVERSAL”, dijo en agradecimiento a todas las personas que se sumaron a su causa, luego de que esta casa editorial diera a conocer su historia y la falta de apoyo de instancias gubernamentales para que pudiera asistir a refrendar su título como campeona mundial en gimnasia artística.
Para Bibi, participar en esta justa deportiva se convirtió en un sueño hecho realidad, pero sabe que nada es gratuito y mencionó, “los niños tenemos que practicar para ganar la competencia”. Hay que recordar que ella entrena siete horas al día para perfeccionar sus rutinas.

Durante su estancia en Italia, Bárbara realizó tours por diversos lugares, entre ellos la Torre de Pisa y la Basílica de San Lorenzo, pero el que más le gustó fue el Palazzo Vecchio.
Bibi debe gran parte del triunfo al esfuerzo que realizaron sus padres para recolectar los fondos que la llevaron al otro lado del mundo. Mónica Aguilar no escondió la sonrisa y expresó que se sentía muy emocionada y feliz, esperando que su hija siga “como hasta ahora”. Relató que durante las competencias Bárbara estaba muy segura de sacar una medalla y “efectivamente así fue, tres de oro y dos de plata”.
En estos momentos, la señora Aguilar está en contacto con la Federación Mexicana de Deportistas Especiales (Femede) y le pidieron que recabara las facturas de los gastos de Bibi y su entrenador para ver qué es lo que se puede reintegrar; “estamos en el trámite” dijo.
No fue fácil llegar a este punto, por ello Mónica pide a todos aquellos que viven una situación similar a la de Bibi que “traten de sacar sus proyectos, con o sin apoyo, siempre va a haber gente buena que apoyará estas causas”.
Aseguró que en caso de que haya un reintegro por parte de la Conade, utilizará el dinero sobrante para apoyar a gente que esté en la misma situación “alguien que haya sobresalido, que tenga un reto y no tenga apoyo” agregó.
Aunque no se tiene planeado un evento para agradecer a todos aquellos que donaron al reto de los 240 mil, pues las personas se encuentran dispersas entre México, Estados Unidos y Europa, Mónica aseguró que Bibi comparte con ellos su triunfo.

En Coatzacoalcos, esperan a Bibi con un festejo a lo grande. En compañía de familiares y compañeros de gimnasia va a celebrar con una carne asada, “también voy a jugar con Georget, quien es muy buena amiga.
“Niños, échenle muchas ganas para hacer sus sueños realidad” fue el mensaje de despedida de Bibi.